domingo, 15 de enero de 2017

SEMANA DEL 16-22 de ENERO 2017

 
Canción 31 y oración
  • Palabras de introducción (3 mins. o menos)

TESOROS DE LA BIBLIA

    • Ezequías vio recompensada su fe

    • El rey asirio Senaquerib envió al Rabsaqué a Jerusalén para exigir la rendición de la ciudad. Los asirios utilizaron varios argumentos para que los judíos se rindieran sin pelear.
    •  
    • Aislamiento. Aliarse con Egipto no sería de ninguna ayuda (Isa 36:6).



    • Duda. Jehová no los salvaría porque estaba disgustado con ellos (Isa 36:7, 10)



    • Intimidación. No tenían ninguna posibilidad de vencer al poderoso ejército asirio (Isa 36:8, 9).


    • Tentación. Si se rendían a los asirios, su vida mejoraría (Isa 36:16, 17).



    • Ezequías tuvo una fe inquebrantable en Jehová
    • 37:1, 2, 14-20, 36
      Hizo todo lo que pudo para preparar la ciudad para el asedio.
      Le oró a Jehová para pedirle que los salvara y fortaleció la fe que el pueblo tenía en Jehová.
      Vio recompensada su fe cuando Jehová envió un ángel que mató a 185.000 soldados asirios en una sola noche.

    • ==============================
    • Isa 36:1, 4-10, 15, 18-20. Los asirios desafiaron a Jehová y amenazaron a su pueblo (ip-1 págs. 386-388 párrs. 7-14).
    • ip-1 págs. 386-388 párrs. 7-14
    • Los argumentos de Rabsaqué
      7. ¿Quién es Rabsaqué, y con qué propósito se le envía a Jerusalén?
      A fin de exigir la rendición de Jerusalén, Senaquerib envía a la ciudad a Rabsaqué (término que corresponde a un título militar, no a un nombre personal), y a otros dos dignatarios (2 Reyes 18:17). Tres representantes de Ezequías salen a su encuentro fuera de las murallas: Eliaquim, el supervisor de la casa del rey; Sebná, el secretario, y Joah, el hijo de Asaf el registrador (Isaías 36:2, 3).
      8. ¿Cómo intenta Rabsaqué socavar la resistencia de Jerusalén?
      El objetivo de Rabsaqué es muy simple: convencer a Jerusalén de que se rinda sin ofrecer resistencia. En primer lugar, grita en hebreo: “¿Qué es esta confianza en que has confiado? [...], ¿en quién has cifrado confianza, para que te hayas rebelado contra mí?” (Isaías 36:4, 5). Luego se burla de los asustados judíos recordándoles que están completamente solos. ¿A quién pueden recurrir? ¿A Egipto, esa “caña quebrantada”?(Isaías 36:6.) En estos momentos, Egipto de veras parece una caña quebrantada. De hecho, Etiopía ha conquistado temporalmente a esta anterior potencia mundial, y su actual Faraón, el rey Tirhaqá, no es egipcio, sino etíope, y Asiria está a punto de derrotarlo (2 Reyes 19:8, 9). Egipto no es capaz ni de salvarse a sí mismo, así que mal podrá ayudar a Judá.
    • 9. Al parecer, ¿qué induce a Rabsaqué a pensar que Jehová abandonaría a Su pueblo, pero cuál es la realidad?
      Acto seguido, Rabsaqué argumenta que, puesto que Jehová está disgustado con Su pueblo, no luchará a favor de él. Declara: “En caso de que me digas: ‘Es en Jehová nuestro Dios en quien hemos confiado’, ¿no es este aquel cuyos lugares altos y cuyos altares Ezequías ha quitado?” (Isaías 36:7). Por supuesto, al demoler los lugares altos y los altares del país, los judíos no han rechazado a Jehová, sino que, en realidad, han regresado a él.
      10. ¿Por qué no importa que los defensores de Judá sean numerosos o sean escasos?
      10 Rabsaqué pasa a recordar a los judíos la abrumadora superioridad militar de los asirios. Con arrogancia lanza este desafío: “Déjame darte dos mil caballos, para ver si puedes, por tu parte, poner jinetes sobre ellos” (Isaías 36:8). Ahora bien, ¿en realidad importa que la caballería adiestrada de la nación sea numerosa o sea escasa? No, pues la salvación de Judá no depende de que su poderío militar sea superior. Proverbios 21:31 lo explica así: “El caballo es algo preparado para el día de la batalla, pero la salvación pertenece a Jehová”. Luego, Rabsaqué afirma que la bendición de Jehová está con los asirios, no con los judíos. De otro modo —arguye—, Asiria no podría haberse adentrado tanto en el territorio de Judá(Isaías 36:9, 10).
    • 11, 12. a) ¿Por qué insiste Rabsaqué en hablar en “el lenguaje de los judíos”, y cómo trata de tentar a sus oyentes? b) ¿Qué efecto podrían tener en los judíos las palabras de Rabsaqué?
      11 Los funcionarios judíos que representan a Ezequías están preocupados por el efecto que los argumentos de Rabsaqué puedan tener en los hombres que los oyen desde lo alto de la muralla, de modo que hacen esta solicitud: “Habla, por favor, a tus siervos en el lenguaje siríaco, porque estamos escuchando; y no nos hables en el lenguaje de los judíos a oídos de la gente que está sobre el muro” (Isaías 36:11). Pero Rabsaqué no tiene ninguna intención de hablar en siríaco, pues desea sembrar la duda y el temor entre los judíos para que se rindan y Jerusalén caiga sin luchar (Isaías 36:12). Por consiguiente, el asirio habla de nuevo en “el lenguaje de los judíos” y advierte a los habitantes de Jerusalén:“No los engañe Ezequías, porque él no puede librarlos”. Entonces procura tentar a sus oyentes con una descripción de lo que podría ser su vida bajo el dominio asirio: “Háganme una capitulación y salgan a mí, y coma cada cual de su propia vid y cada cual de su propia higuera, y beba cada cual el agua de su propia cisterna, hasta que yo venga y realmente los lleve a una tierra semejante a su propia tierra, una tierra de grano y vino nuevo, una tierra de pan y viñas” (Isaías 36:13-17).
      12 Los judíos no podrán segar este año, pues la invasión asiria les ha impedido sembrar los campos. La perspectiva de comer uvas jugosas y beber agua fresca debe de ser muy atractiva para los hombres que escuchan desde la muralla. Pero los intentos de Rabsaqué de socavar la resistencia de la nación aún no han acabado.
    • 13, 14. Pese a los argumentos de Rabsaqué, ¿por qué no es aplicable a la situación de Judá lo que le ocurrió a Samaria?
      13 El portavoz asirio utiliza otra arma verbal de su arsenal de argumentos. Advierte a los judíos que no crean a Ezequías si les dice: “Jehová mismo nos librará”. Rabsaqué les recuerda que los dioses de Samaria fueron incapaces de impedir que los asirios vencieran a las diez tribus. ¿Y qué decir de los dioses de las demás naciones que Asiria ha conquistado? “¿Dónde están los dioses de Hamat y Arpad? —pregunta—. ¿Dónde están los dioses de Sefarvaim? ¿Y han librado ellos a Samaria de mi mano?” (Isaías 36:18-20.)
      14 Claro está que Rabsaqué, siendo adorador de dioses falsos, no comprende que existe una gran diferencia entre la apóstata Samaria y la Jerusalén gobernada por Ezequías. Los dioses falsos del reino norteño de diez tribus no tenían poder para librarlo (2 Reyes 17:7,17, 18). En cambio, durante el reinado de Ezequías, Jerusalén les ha vuelto la espalda a los dioses falsos y sirve de nuevo a Jehová. Pero los tres representantes judíos no tratan de explicárselo a Rabsaqué. “Continuaron callados y no le respondieron palabra, pues fue el mandamiento del rey, que dijo: ‘No deben contestarle’.” (Isaías 36:21.) Eliaquim, Sebná y Joah regresaron para presentar a Ezequías un informe oficial de las palabras de Rabsaqué (Isaías 36:22).
    • ==============================
    • Isa 37:1, 2, 14-20. Ezequías depositó su confianza en Jehová (ip-1 págs. 389-391 párrs. 15-17).
    • ip-1 págs. 389-391 párrs. 15-17
    • 15. a) ¿A qué decisión se enfrenta ahora Ezequías? b) ¿Cómo tranquiliza Jehová a su pueblo?
      15 El rey Ezequías tiene que decidir si Jerusalén se rendirá a los asirios, se aliará con Egipto o se mantendrá firme y luchará. Se halla bajo una gran presión. Va al templo de Jehová, y además envía a Eliaquim, a Sebná y a los ancianos de los sacerdotes para que pregunten a Jehová por medio del profeta Isaías (Isaías 37:1, 2). Vestidos de saco, los emisarios del rey se dirigen a Isaías y le dicen: “Este día es día de angustia y de reprensión y de insolencia desdeñosa [...]. Tal vez Jehová tu Dios oiga las palabras de Rabsaqué, a quien el rey de Asiria su señor envió para desafiar con escarnio al Dios vivo, y realmente le pida cuenta por las palabras que Jehová tu Dios ha oído” (Isaías 37:3-5).En efecto, los asirios están desafiando al Dios vivo. ¿Prestará Él atención a sus provocaciones? Por medio de Isaías, Jehová tranquiliza al pueblo judío: “No tengas miedo a causa de las palabras que has oído, con las cuales hablaron injuriosamente de mí los servidores del rey de Asiria. Mira, voy a poner en él un espíritu, y tendrá que oír un informe y regresar a su propia tierra; y ciertamente haré que caiga a espada en su propia tierra” (Isaías 37:6, 7).
      16. ¿Qué cartas envía Senaquerib?
      16 Entre tanto, Senaquerib, que está guerreando en Libná, llama a su lado a Rabsaqué. Piensa ocuparse de Jerusalén más tarde (Isaías 37:8). Sin embargo, la partida de Rabsaqué no alivia la presión a la que se ve sometido Ezequías. Senaquerib envía cartas amenazadoras que indican lo que los habitantes de Jerusalén pueden esperar si no se rinden: “Tú mismo has oído lo que hicieron los reyes de Asiria a todos los países al darlos por entero a la destrucción, ¿y acaso tú mismo serás librado? ¿Acaso los dioses de las naciones que mis antepasados arruinaron las han librado [...]? ¿Dónde está el rey de Hamat y el rey de Arpad y el rey de la ciudad de Sefarvaim... de Hená y de Ivá?” (Isaías 37:9-13). En esencia, el rey asirio señala que no tiene sentido resistir, pues con ello solo se acarrearán más dificultades.
    • 17, 18. a) ¿Qué motivo impulsa a Ezequías a solicitar la protección de Jehová? b) ¿Cómo responde Jehová al monarca asirio por medio de Isaías?
      17 Profundamente preocupado por las consecuencias de la decisión que debe tomar, Ezequías extiende las cartas de Senaquerib ante Jehová en el templo (Isaías 37:14). En una oración sentida implora a Dios que oiga las amenazas del asirio, y concluye así su ruego: “Y ahora, oh Jehová nuestro Dios, sálvanos de su mano, para que sepan todos los reinos de la tierra que tú, oh Jehová, eres Dios, tú solo” (Isaías 37:15-20). De estas palabras se desprende claramente que la principal preocupación de Ezequías no es su propia liberación, sino el oprobio que caerá sobre el nombre de Jehová si Asiria derrota a Jerusalén.
    • ==============================
    • Isa 37:33-38. Jehová salió en defensa de su pueblo (ip-1 págs. 391-394 párrs. 18-22).
    • ip-1 págs. 391-394 párrs. 18-22
    • 17, 18. a) ¿Qué motivo impulsa a Ezequías a solicitar la protección de Jehová? b) ¿Cómo responde Jehová al monarca asirio por medio de Isaías?
    • 17 Profundamente preocupado por las consecuencias de la decisión que debe tomar, Ezequías extiende las cartas de Senaquerib ante Jehová en el templo (Isaías 37:14). En una oración sentida implora a Dios que oiga las amenazas del asirio, y concluye así su ruego: “Y ahora, oh Jehová nuestro Dios, sálvanos de su mano, para que sepan todos los reinos de la tierra que tú, oh Jehová, eres Dios, tú solo” (Isaías 37:15-20). De estas palabras se desprende claramente que la principal preocupación de Ezequías no es su propia liberación, sino el oprobio que caerá sobre el nombre de Jehová si Asiria derrota a Jerusalén.
    • 18 La respuesta de Jehová a la oración del rey llega mediante Isaías. Jerusalén no debe rendirse; debe resistir. Como si se dirigiera a Senaquerib, el profeta declara con denuedo el mensaje de Jehová contra el monarca asirio: “La virgen hija de Sión te ha despreciado, te ha hecho escarnio. Detrás de ti la hija de Jerusalén ha meneado la cabeza [en son de burla]” (Isaías 37:21, 22). Jehová le dice además, aunque con otras palabras: “¿Quién eres tú para burlarte del Santo de Israel? Conozco tus hechos. Eres muy ambicioso y haces grandes alardes. Has confiado en tu poderío militar y has conquistado muchas tierras. Pero no eres invencible. Yo frustraré tus planes. Te venceré, y luego haré contigo lo mismo que tú has hecho con otros. Te pondré un garfio en la nariz y te llevaré de vuelta a Asiria” (Isaías 37:23-29).
      “Esta será la señal para ti”
      19. ¿Qué señal da Jehová a Ezequías, y qué significa?
      19 ¿Cómo puede Ezequías estar seguro de que la predicción de Isaías se cumplirá? Jehová responde: “Esta será la señal para ti: Este año habrá un comer de lo que crece de los granos caídos, y en el segundo año, grano que brota de sí mismo; pero en el tercer año siembren, y sieguen, y planten viñas y coman su fruto” (Isaías 37:30). Jehová proveerá alimento a los judíos atrapados. Aunque la ocupación asiria les impida plantar semillas, podrán comer de la rebusca de la cosecha pasada. Al año siguiente, que será sabático, deberán dejar los campos en barbecho, a pesar de su desesperada situación (Éxodo 23:11). Jehová promete que si el pueblo obedece su voz, brotará suficiente grano del terreno para sustentarlos. Luego, al tercer año, los hombres sembrarán la semilla como de costumbre y se deleitarán con el fruto de su trabajo.
    • 20. ¿En qué sentido “echarán raíces hacia abajo y producirán fruto hacia arriba” quienes escapen del ataque asirio?
      20 Jehová compara ahora su pueblo a una planta que no puede arrancarse con facilidad:“Los que escapen de la casa de Judá [...] ciertamente echarán raíces hacia abajo y producirán fruto hacia arriba” (Isaías 37:31, 32). En efecto, quienes confían en Jehová no tienen nada que temer. Tanto ellos como su descendencia seguirán firmemente establecidos en la tierra.
      21, 22. a) ¿Qué se profetiza respecto a Senaquerib? b) ¿Cómo y cuándo se cumplen las palabras de Jehová acerca de Senaquerib?
      21 ¿Y las amenazas del monarca asirio contra Jerusalén? Veamos la respuesta de Jehová:“No entrará en esta ciudad, ni disparará allí una flecha, ni se presentará contra ella con escudo, ni alzará contra ella cerco de sitiar. Por el camino por el cual vino, regresará, y en esta ciudad no entrará” (Isaías 37:33, 34). Al final, resulta que no habrá ninguna batalla entre Asiria y Jerusalén. Aunque parezca sorprendente, serán los asirios, y no los judíos, quienes salgan derrotados sin luchar.
      22 Fiel a su palabra, Jehová envía a un ángel que abate la flor y nata de las tropas de Senaquerib: 185.000 hombres. Al parecer, la matanza se produce en Libná, y el propio Senaquerib se despierta y encuentra muertos a los caudillos, jefes y hombres fuertes de su ejército. Avergonzado, regresa a Nínive, pero, a pesar de su contundente derrota, persiste obstinadamente en su devoción al dios falso Nisroc. Unos años después, mientras le adora en su templo, es asesinado por dos de sus hijos. Una vez más se hace patente que esa deidad sin vida no tiene poder para salvar (Isaías 37:35-38).
    • ==============================
  • Busquemos perlas escondidas (8 mins.)
    • Isa 35:8. ¿Qué era “el Camino de la Santidad”, y quiénes podían andar por él? (w08 15/5 pág. 26 párr. 4pág. 27 párr. 1).
    • w08 15/5 pág. 26 párr. 4
    • Jehová predijo que su pueblo exiliado en Babilonia sería devuelto a su país de origen. En la profecía de la restauración se incluyó esta garantía: “Ciertamente llegará a haber una calzada allí, aun un camino; y será llamada el Camino de la Santidad” (Isa. 35:8a). Dichas palabras indican que Jehová no solo abrió el camino para que los judíos volvieran a su tierra, sino que les aseguró su protección durante el viaje.
    • ==============================
    • w08 15/5 pág. 27 párr. 1
    • En el año 537 antes de nuestra era, los judíos que volvían a su tierra tuvieron que satisfacer un requisito importante. Respecto a lo que se esperaba de quienes caminaran por la calzada llamada “el Camino de la Santidad”, Isaías 35:8b explica: “El inmundo no pasará por ella. Y será para el que anda por el camino, y ningún tonto andará errante por ella”. Puesto que los judíos volvían a Jerusalén con el propósito de restablecer la adoración pura, allí no habría lugar para quienes tuvieran motivos egoístas, no respetaran las cosas sagradas o fueran inmundos en sentido espiritual. Los que volvieran tenían que regirse por las altas normas morales de Jehová. Hoy día, quienes deseamos obtener el favor divino hemos de satisfacer ese mismo requisito. Debemos llevar una vida de “santidad en el temor de Dios” (2 Cor. 7:1). Por ello, ¿qué prácticas inmundas tenemos que evitar?
    • ==============================
    • Isa 36:2, 3, 22. ¿En qué sentido fue Sebná un buen ejemplo al aceptar la disciplina? (w07 15/1 pág. 8 párr. 6).
    • w07 15/1 pág. 8 párr. 6
    • 36:2, 3, 22Aunque Sebná fue destituido como mayordomo, se le permitió seguir al servicio del rey en calidad de secretario del hombre que le sucedió en el cargo (Isaías 22:15, 19). Si por alguna razón perdiéramos un puesto de responsabilidad en la organización de Jehová, ¿no deberíamos seguir sirviendo a Dios en cualquier función que él nos permitiera desempeñar?
    • ==============================
    • ¿Qué me enseña sobre Jehová la lectura bíblica de esta semana?

    • 34:2-7.

      Expresiones tales como las que aparecen en Isaías 34:2-7 han inducido a muchos a pensar que en las Escrituras Hebreas se pinta a Jehová como un Dios cruel e iracundo. ¿Es eso cierto?
      No. Aunque Dios a veces expresa su cólera, siempre tiene motivos justificados. Su ira se basa invariablemente en principios, no en emociones descontroladas; además, siempre se fundamenta en el derecho del Creador a recibir devoción exclusiva y en su constancia en defender la verdad. La cólera divina está controlada por Su amor a la justicia y a los que la practican. Jehová ve todos los factores que intervienen en un asunto y posee un conocimiento total e ilimitado de la situación (Hebreos 4:13). Lee los corazones, nota el grado de ignorancia, negligencia o premeditación en un pecado, y actúa con imparcialidad (Deuteronomio 10:17, 18; 1 Samuel 16:7; Hechos 10:34, 35).

      No obstante, Jehová Dios es “tardo para la cólera y abundante en bondad amorosa” (Éxodo 34:6). Los que le temen y procuran actuar con justicia reciben misericordia de parte del Altísimo, pues él tiene en cuenta la imperfección heredada del hombre. Hoy en día, Dios muestra misericordia sobre la base del sacrificio de Jesús (Salmo 103:13, 14). Además, en el momento oportuno, Jehová deja de sentir cólera hacia los que reconocen su pecado, se arrepienten y le sirven de corazón (Isaías 12:1). Así pues, Jehová no es en esencia un Dios colérico, sino feliz; no es inabordable, sino accesible, pacífico y sereno con los que se acercan a él de la forma adecuada (1 Timoteo 1:11). Todo ello contrasta marcadamente con la falta de misericordia y la crueldad que se atribuyen a los dioses falsos de los paganos y que se reflejan en sus imágenes.

    • 34:4.

      La expresión “todos los del ejército de los cielos” no alude a las estrellas y planetas literales. Los versículos 5 y 6 hablan de una espada de ejecución que se empapa de sangre en esos “cielos”, por lo que estos deben simbolizar algún aspecto del ámbito humano (1 Corintios 15:50). A los gobiernos del hombre, por su posición elevada como autoridades superiores, se les asemeja a cielos que rigen la sociedad humana terrestre (Romanos 13:1-4). Así pues, el “ejército de los cielos” representa a todos los ejércitos de estos gobiernos de la humanidad.

    • 8 Este “ejército” ‘se pudrirá’, se desintegrará, como materia perecedera (Salmo 102:26; Isaías 51:6). Los cielos literales parecen a simple vista curvos, como un rollo de un libro antiguo. Por lo general, los rollos estaban escritos por su parte interior, y cuando se concluía su lectura, se enrollaban y se guardaban. De igual modo, “los cielos tienen que enrollarse, justamente como el rollo de un libro” en el sentido de que los gobiernos humanos deben llegar a su fin. Una vez alcanzada la página final de su historia, habrán de ser eliminados en Armagedón. Sus impresionantes ‘ejércitos’ caerán como las hojas marchitas de la vid y los ‘higos marchitos’ de la higuera. Se les habrá acabado el tiempo (compárese con Revelación 6:12-14).
    •  
    •  34:9.   

      Para lograr el favor del Dios Santo, Jehová, tal vez algunos deban hacer cambios radicales en su conducta y modo de hablar. Isaías 35:9 afirma: “Ningún león resultará estar allí, y las bestias salvajes de las rapaces no subirán a él”, es decir, al “Camino de la Santidad”. En sentido figurado, a las personas que hablan y actúan de forma violenta y agresiva se las compara a bestias salvajes. Es obvio que no habrá lugar para ellas en el nuevo mundo justo que Dios establecerá (Isa. 11:6; 65:25). Por lo tanto, es imprescindible que quienes desean la aprobación divina abandonen dichas características animales y lleven una vida de santidad.
       

       =========

      36:2, 3, 22. Aunque Sebná fue destituido como mayordomo, se le permitió seguir al servicio del rey en calidad de secretario del hombre que le sucedió en el cargo (Isaías 22:15, 19). Si por alguna razón perdiéramos un puesto de responsabilidad en la organización de Jehová, ¿no deberíamos seguir sirviendo a Dios en cualquier función que él nos permitiera desempeñar?
    • 37:1, 14, 15; 38:1, 2. En tiempos de angustia, debemos orar a Jehová y confiar plenamente en él.
      37:15-20; 38:2, 3. Cuando Jerusalén se enfrentó a la amenaza de los asirios, la principal preocupación de Ezequías fue la deshonra que la caída de la ciudad supondría para el nombre de Jehová. Al enterarse de que su enfermedad sería mortal, Ezequías no se centró en sí mismo. Lo que más pesaba en su ánimo era el efecto que tendría en la dinastía davídica el hecho de que él muriera sin dejar un heredero. También le preocupaba quién dirigiría la lucha contra los asirios. Al igual que Ezequías, nosotros consideramos que la santificación del nombre de Jehová y la realización de su propósito son más importantes que nuestra propia salvación.
      ==============================
    • ¿Qué ideas de la lectura bíblica de esta semana pueden servirme en la predicación?
    • ==============================
  • Lectura de la Biblia (4 mins. o menos): Isa 36:1-12.
Isaias

36 Ahora bien, en el año catorce del rey Ezequías aconteció que Senaquerib el rey de Asiria subió contra todas las ciudades fortificadas de Judá y procedió a apoderarse de ellas. 2 Y el rey de Asiria por fin envió a Rabsaqué desde Lakís a Jerusalén, al rey Ezequías, con una pesada fuerza militar, y él procedió a detenerse junto al conducto del estanque superior, en la calzada del campo del lavandero. 3 Entonces salieron a él Eliaquim hijo de Hilquías, que estaba sobre la casa, y Sebná el secretario, y Joah hijo de Asaf el registrador.
4 Por consiguiente, Rabsaqué les dijo: “Por favor, digan a Ezequías: ‘Esto es lo que ha dicho el gran rey, el rey de Asiria: “¿Qué es esta confianza en que has confiado? 5 Has dicho (pero es la palabra de labios): ‘Hay consejo y poderío para la guerra’. Ahora bien, ¿en quién has cifrado confianza, para que te hayas rebelado contra mí? 6 ¡Mira! Has confiado en el sostén de esta caña quebrantada, en Egipto, la cual, si un hombre se apoyara en ella, ciertamente entraría en la palma de su mano y la traspasaría. Así es Faraón el rey de Egipto* para todos los que cifran su confianza en él. 7 Y en caso de que me digas: ‘Es en Jehová nuestro Dios en quien hemos confiado’, ¿no es este aquel cuyos lugares altos y cuyos altares Ezequías ha quitado, mientras dice a Judá y Jerusalén: ‘Ante este altar deben inclinarse’?”’. 8 Ahora, pues, sírvete hacer una apuesta con mi señor el rey de Asiria, y déjame darte dos mil caballos, [para ver] si puedes, por tu parte, poner jinetes sobre ellos. 9 ¿Cómo, pues, podrías volver atrás el rostro de un solo gobernador de los siervos más pequeños de mi señor, mientras tú, por tu parte, cifras tu confianza en Egipto por carros y por hombres de a caballo? 10 Y ahora, ¿será sin autorización de parte de Jehová como he subido contra este país para arruinarlo? Jehová mismo me dijo: ‘Sube contra este país, y tienes que arruinarlo’”.
11 Ante esto, Eliaquim y Sebná y Joah dijeron a Rabsaqué: “Habla, por favor, a tus siervos en el lenguaje siríaco, porque estamos escuchando; y no nos hables en el lenguaje de los judíos a oídos de la gente que está sobre el muro”. 12 Pero Rabsaqué dijo: “¿Acaso es a tu señor y a ti a quienes me ha enviado mi señor a hablar estas palabras? ¿No es a los hombres que se hallan sentados sobre el muro, para que ellos coman su propio excremento y beban sus propios orines con ustedes?''

SEAMOS MEJORES MAESTROS

  • Primera conversación (2 mins. o menos): Mt 24:3, 7, 14. Enseñe la verdad. Prepare el terreno para la revisita.
  • Revisita (4 mins. o menos): 2Ti 3:1-5. Enseñe la verdad. Dele a la persona una tarjeta de contacto de jw.org.
  • Curso bíblico (6 mins. o menos): bh pág. 32 párrs. 11, 12. Invite al estudiante a las reuniones.

¿QUIÉN GOBIERNA ESTE MUNDO?




¿Cómo podría Satanás haberle ofrecido a Jesús todos los reinos del mundo si no fueran suyos?


11, 12. a) ¿Cómo demuestra que Satanás es el gobernante de este mundo una tentación a la que se enfrentó Jesús? b) ¿Qué otras pruebas hay de que Satanás es el gobernante de este mundo?
11 Jesús nunca tuvo dudas de que Satanás es el gobernante de este mundo. En cierta ocasión, el Diablo le mostró de forma milagrosa “todos los reinos del mundo y su gloria”, y le prometió: “Todas estas cosas te las daré si caes y me rindes un acto de adoración” (Mateo 4:8, 9;Lucas 4:5, 6). Piense en ello. Si Satanás no fuera el dueño de esos reinos, ¿habría sido una verdadera tentación para Jesús aquella oferta? Además, Jesús no negó que le pertenecieran al Diablo, lo que obviamente habría hecho si no estuvieran bajo el control de este enemigo de Dios.
12 Claro está, Jehová es el Dios todopoderoso, el Creador del imponente universo (Revelación 4:11). Sin embargo, en ningún lugar la Biblia lo llama gobernante de este mundo, y lo mismo puede decirse de Jesucristo. De hecho, fue al Diablo a quien Jesús llamó “el gobernante de este mundo” (Juan 12:31;14:30; 16:11). Y la Biblia incluso asegura que ese opositor, o Satanás, es “el dios de este sistema de cosas” (2 Corintios 4:3, 4). El apóstol Juan se refirió a él cuando escribió: “El mundo entero yace en el poder del inicuo [o maligno]” (1 Juan 5:19)

NUESTRA VIDA CRISTIANA

==============================
 
Estudio bíblico de la congregación (30 mins.): kr cap. 7 párrs. 1-9.
El pueblo de Dios se vale de diversos métodos para llegar al mayor número de personas
 
1, 2. a) ¿Qué método usó Jesús para que una multitud pudiera escucharlo? b) ¿Cómo han seguido los fieles discípulos de Cristo su ejemplo, y por qué?
 
ESTANDO Jesús a la orilla de un lago, una gran multitud se le acerca para escucharlo. Pero él se sube a una barca y se aleja un poco de la orilla. ¿Por qué lo hace? Porque sabe que la superficie del agua amplificará el sonido de su voz y permitirá que la gente escuche su mensaje con mayor claridad (lea Marcos 4:1, 2).
 
2 En las décadas previas y posteriores a 1914, los discípulos fieles de Cristo siguieron su buen ejemplo y también usaron métodos innovadores para llevar el mensaje del Reino a las multitudes. Siguiendo la dirección de su Rey, el pueblo de Dios no se ha estancado en el tiempo. A medida que las circunstancias cambian y surgen nuevas tecnologías, hemos ajustado los métodos de predicación. Nuestro deseo es llegar a la mayor cantidad de personas antes de que venga el fin (Mat. 24:14). Veamos algunos de los métodos que hemos usado para llevar el mensaje a las personas, dondequiera que vivan. Al leer este capítulo, reflexionemos en cómo podemos imitar el fiel ejemplo de aquellos primeros Estudiantes de la Biblia.

Llevamos el mensaje a multitudes de personas

3. ¿Por qué quedaron decepcionados los enemigos de la verdad al publicarse los informes sobre los debates del hermano Russell en un periódico?
 
3 Periódicos. El hermano Russell y sus colaboradores habían estado publicando la revista Watch Tower desde 1879, medio del que se valían para llevar el mensaje del Reino a muchas personas. Sin embargo, en la década previa a 1914, parece que Cristo dirigió los asuntos para que las buenas nuevas llegaran a un público aún mayor. Todo comenzó en 1903, cuando E. L. Eaton invitó al hermano Russell a enfrentarse con él en una serie de debates sobre temas doctrinales. El señor Eaton era portavoz de un grupo de ministros protestantes de Pensilvania (Estados Unidos). Eaton le escribió una carta a Russell, la cual decía en parte: “He pensado que un debate público sobre algunas de las cuestiones en las que usted y yo no estamos de acuerdo [...] sería de gran interés para el público”. El hermano Russell y sus colaboradores también pensaban lo mismo, así que le pidieron a un periódico de gran circulación (The Pittsburgh Gazette) que publicara informes sobre los debates. Como estos artículos fueron tan populares y las explicaciones del hermano Russell tan convincentes, el periódico se ofreció a publicar sus discursos cada semana. ¡Qué decepcionados debieron quedar los enemigos de la verdad!
 
Para 1914, más de 2.000 periódicos publicaban los sermones de Russell
4, 5. ¿Qué cualidad demostró el hermano Russell, y cómo pueden imitar su ejemplo quienes tienen cierta autoridad dentro de la organización?
 
4 Poco tiempo después, otros periódicos se ofrecieron a publicar los discursos de Russell. En 1908, la revista Watch Tower informó que se publicaban “regularmente en 11 periódicos”. Sin embargo, hermanos familiarizados con el mundo editorial le recomendaron al hermano Russell que trasladara la sede de la Sociedad —que estaba en Pittsburgh (Pensilvania)— a una ciudad más importante, lo que permitiría que más periódicos imprimieran sus artículos. Después de evaluar dicha recomendación y tomar en cuenta otros factores, en 1909 Russell trasladó las oficinas a Brooklyn (Nueva York). ¿Con qué resultado? Apenas unos meses después de la mudanza ya había unos 400 periódicos que imprimían los discursos, y ese número crecía sin parar. Para cuando se estableció el Reino en 1914, ¡los artículos y sermones de Russell aparecían en más de 2.000 periódicos en cuatro idiomas!
 
5 Estos sucesos nos enseñan una valiosa lección: quienes tengan cierta autoridad dentro de la organización de Jehová deben imitar el ejemplo de humildad del hermano Russell. ¿Cómo pueden hacerlo? Escuchando la opinión de los demás a la hora de tomar una decisión importante (lea Proverbios 15:22).
 
6. Relate un ejemplo de cómo las verdades bíblicas publicadas en los periódicos ayudaron a las personas.
 
6 Las verdades sobre el Reino publicadas en aquellos periódicos les cambiaron la vida a muchas personas (Heb. 4:12). Una de ellas fue Ora Hetzel, que se bautizó en 1917. Ella contó: “Estando ya casada, fui a ver a mi madre, que vivía en Rochester (Minnesota). La encontré recortando artículos de un periódico: eran unos sermones del hermano Russell. Entonces ella me explicó las cosas que había aprendido”. La hermana Hetzel hizo suyas esas verdades y fue una fiel proclamadora del Reino por unos sesenta años.
 
7. ¿Por qué fue necesario reconsiderar el uso de los periódicos?
 
7 Ahora bien, en el año 1916, los hermanos encargados de la obra se vieron obligados a reconsiderar el uso de periódicos por dos razones. Una de ellas fue que era muy difícil conseguir el material que necesitaban las imprentas durante la Primera Guerra Mundial. Ese mismo año, en Gran Bretaña, el departamento que enviaba los sermones a los periódicos informó lo siguiente: “Apenas hay unos treinta y pico periódicos que imprimen los sermones. Es muy probable que este número se reduzca todavía más por culpa del creciente precio del papel”. La segunda razón fue la muerte del hermano Russell, ocurrida el 31 de octubre de 1916. Por lo tanto, la revista Watch Tower del 15 de diciembre de 1916 hizo este anuncio: “Debido al fallecimiento del hermano Russell se pondrá fin a la publicación de sermones [en los periódicos]”. Aunque se dejó de usar este método de predicación, había otros medios que seguían gozando de mucho éxito. Uno de ellos fue el “Foto-Drama de la Creación”.
 

8. ¿Qué se tuvo que hacer para producir el “Foto-Drama de la Creación”?
 
8 Presentaciones audiovisuales. Russell y sus colaboradores dedicaron unos tres años a producir el “Foto-Drama de la Creación”, el cual se estrenó en 1914 (Prov. 21:5). El “Drama” —como también se lo llamaba— era una innovadora combinación de secuencias fílmicas, diapositivas de vidrio en color y grabaciones de audio. Cientos de personas participaron en la representación de escenas bíblicas, e incluso se usaron animales. Un informe de 1913 relata: “Para filmar las escenas de la vida de Noé, se usó a la mayoría de los animales de un zoológico importante”. Además, artistas de Filadelfia, Londres, Nueva York y París se encargaron de pintar a mano los centenares de diapositivas.
 
9. ¿Por qué se invirtió tanto tiempo y dinero en producir el “Foto-Drama”?
 
9 ¿Por qué se invirtió tanto tiempo y dinero en producir el “Foto-Drama”? Una resolución que se adoptó en la serie de asambleas de 1913 lo explica: “Los periódicos de Estados Unidos han influido mucho en la opinión pública gracias a las caricaturas e ilustraciones que aparecen en sus páginas. Las películas también han demostrado su valía como medio de comunicación muy flexible y de gran aceptación. Teniendo esto en cuenta, y puesto que queremos seguir avanzando como predicadores y maestros de la Biblia, creemos que vale la pena usar al máximo las películas y las diapositivas, un método eficaz de enseñanza a disposición de evangelizadores y maestros”.
 
 
==============================
Repaso de la reunión y adelanto de la próxima (3 mins.)

==============================
Canción 96 y oración
 
Busquen a los merecedores
 
1. Jesús enseñó cómo hay que anunciar
las nuevas del Reino de Dios:
“En cada ciudad busquen sin descansar
hasta hallar quién es merecedor.
Saluden la casa deseándole paz;
si es digna, la recibirá.
 
Si no, no se lleven ni el polvo al salir.
Otros hay que querrán escuchar”.
 
2. El que los recibe, recibe a Jesús,
y Dios le abrirá el corazón.
 
Su disposición noble y leal lo pondrá
en camino de la salvación.
 
Y no se preocupen por qué han de decir,
pues Jehová por su boca hablará.
 
Su contestación sazonada con sal
al humilde sabrá conquistar.
==============================

PFC777